"A tocar, a cantar, a baylar". Estudio MusicAntigua UC


Música Colonial Sudamericana, Parte I del registro de la "Antología de la Música Colonial en América del Sur", de Samuel Claro Valdés.

"A tocar, a cantar, a baylar", primera parte del proyectado registro integral de la antología realizada por Samuel Claro Valdés (1934-1994), reúne un total de 25 piezas, entre anónimos y partituras de Juan de Araujo, Alonso Torices, Matías Durango, Tomás de Torrejón y Velasco, Roque Ceruti, Antonio Durán de la Motta, Juan de Herrera, José de Orejón y Aparicio y José de Nebra. En ellas se da cuenta de cómo los maestros venidos de Europa trabajaron los estilos desarrollados en sus países de origen. Pero también se escucha un tono, un ánimo y un espíritu que tienen que ver con la idiosincrasia sudamericana de esos años.

Los compositores convocados estaban al tanto de las prácticas musicales de España, donde tuvo gran penetración la influencia italiana. Esto es patente en José de Orejón y Aparicio (1706-1765), el primer gran compositor nacido en América, en el que se advierte el ascendiente de Roque Ceruti(c. 1683-1760) en el manejo de la melodía, la escritura para violín y la forma de sus cantatas. Este álbum doble trae "Ha del gozo", villancico que se puede vincular a la cantata barroca napolitana, en el que luce un rico lenguaje armónico y contrapuntístico.

De Torrejón y Velasco (1644-1728) se incluye "Si el alba sonora", dúo navideño, y "Cuando el bien que adoro", dúo místico para la fiesta de la Ascensión del Señor, que expone el carácter de la poesía mística española. Escrita para dos sopranos, esta última obra se presenta como un diálogo para dos tenores, ya que el conjunto de la UC quiso subrayar el carácter dramático de la pieza.

Ceruti, quien llegó a Lima en 1708, donde habitualizó el aria da capo, está representado por "A cantar un villancico", definido como un sainete a dúo al Sagrado Nacimiento, de características teatrales y no exento de un humor que lo impregna de un tono social festivo que rebasa lo religioso.

En Música Antigua, cada época hace aportes a la interpretación; así, quien escucha se enfrenta a posibilidades nuevas y al análisis. Quienes se dedican a este repertorio deben hacer reconstrucciones a partir de fragmentos y muchas veces intuir la instrumentación necesaria. MusicAntigua UC, bajo la dirección de Sergio Candia, hace un trabajo de ensamble en el que coinciden pericia técnica, equilibrio y estudio. Matices, agilidad y claridad fonética lucen, en especial, los tenores Gonzalo Cuadra (en la sorprendente y elaborada versión del anónimo "Un juguetico de fuego") y Rodrigo del Pozo ("Que es esto vengativa ardiente saña", de José de Nebra).

El álbum incluye un folleto con explicaciones y textos en español, italiano, francés e inglés.

Juan Antonio Muñoz H.

Fuente: http://www.emol.com/tiempolibre/musica/discos/detalle/index.asp?id=1194&tpl=disco
Share:
spacer

No hay comentarios: