El paso del clavecinista italiano Antonio Panzera por Chile

Publicado en La Estrella de Valparaíso, martes 22 de Agosto 2017


Antonio Panzera, junto a su amigo chileno instrumentista Nelson Contreras, le pusieron sonido -y vibra- a un fugaz paso por Valparaíso al cotidiano. Conozca la historia de este virtuoso del barroco a través de su vida y la de su amigo.

El compás es distinto. Avanza a su propio tempo. Aquellos pasos abanicados sobre zapatillas, sortean obstáculos al camino. Nada impide que llegue a destino. Y siempre puntual, sonrie. "Nunca había estado en Valparaíso. Percibo que esta es una linda ciudad. ¡Qué rica la chorrillana!".

Antonio Panzera es un músico tano de pinta algo convencional hecho a sí mismo. A sus 39 años, soltero y con unas gafas en azul metálico que eclipsan un glaucoma congénito hereditario a cuestas desde los once años de edad -"aún recuerdo bien la paleta de colores", agrega-, el desafío a la vida, lejos de nublarle horizonte, lo ilumina, día a día. A pulso.

Este oriundo de Monza -su familia es del sur italiano, de la región de Calabria- ha pasado de ser un prometedor aficionado a los ritmos doctos hasta convertirse en un pura sangre exponente de lo clásico. Y entre sus manos, el dominio a la perfección de un complejo instrumento: el clavecín... revertido de teclado y cuerdas pulsadas, el antepasado de nuestro piano moderno.

Orfebre a esos sonidos del período Barroco -época donde floreció la sonata, el concierto y la ópera-, lo suyo es de milimétrica filigrana a las notas de aquel tiempo; uno antecedido por la música del Renacimiento y seguido por el Clasicismo. Lapso donde artistas -porque eso eran- como Johann Sebastian Bach, Antonio Vivaldi, Domenico Scarlatti y Claudio Monteverdi, la rompían.

Continuar leyendo nota original PULSA AQUÍ

Share:
spacer

No hay comentarios: