XI Festival de Guitarra: De la Italia renacentista a la Inglaterra isabelina

Martes 17 de mayo, 19:30 hrs.
Salón de Honor de Casa Central UC
Av. Alameda 340, Santiago
Entrada Liberada




Primera parte

Pietro Paolo Borrono (c. 1490-c. 1563)
La traditorella...
Peschatore che va cantando

Philippe Verdelot (c. 1475-1552)
Madonna qual certeza

Francesco da Milano (1497-1543) y Johannes Matelart (1538-1607)
Ricercare
Fantasía
La Spagna

Francesco da Milano (1497-1543)
Fantasía del divino Francesco da Milano

Vincenzo Galilei (c. 1520-1591)
Piezas del tratado Il Fronimo (1584):
Contrapunto 1
Contrapunto 2
Fuga all’unisono dopo sei tempi

Segunda parte

Thomas Robinson (c. 1560-c.1610)
A Plain Song
A Toy

Alfonso Ferrabosco (1543-1588)
Pavan

Anónimo (s. XVII)
Mr. Drewry’s Accords

John Johnson (c. 1540-1594)
A Flat Pavin

A Galliard to the Flat Pavin

John Dowland (1563-1626)
A Fancy

My Lord Willoughby’s Welcome Home

Intérpretes:
Eduardo Figueroa y Diego Arellano, laúdes

La popularidad del laúd durante el Renacimiento lo hizo transformarse en el instrumento musical más representativo de ese período. Su repertorio original hacia fines del siglo XVI superaba con creces las seiscientas obras, principalmente en Italia, Francia y más tardíamente en Inglaterra.

 Francesco Canova da Milano y Vincenzo Galilei (padre de Galileo Galilei) son los íconos virtuosos del instrumentalismo italiano para cuerdas pulsadas del siglo XVI, no solamente por la belleza y dificultad de su repertorio, sino también porque establecieron patrones fundamentales para la ejecución del laúd en sus diversas modalidades, tanto como instrumento polifónico, instrumento melódico e instrumento de acompañamiento.

 La obras de Borrono, presentes en la antología Intabolatura de Leuto de diversi autori (1536) de Giovanni Casteliono, presentan al laúd en su dimensión cortesana, con danzas que, emulando títulos con cierto afán programático, preparan con delicadeza los oídos de los auditores. El madrigal de Verdelot, arreglado en 1536 para laúd y voz por Adrian Willaert, es presentado en una versión original, especialmente preparada para este concierto, donde las tres voces inferiores son ejecutadas por un laúd, mientras la voz superius luce toda su belleza con variantes melódicas y rítmicas en un universo propio.

 En un estilo completamente diferente, los dúos de Da Milano-Matelart son un claro ejemplo de textura contrapuntística, donde la parte inventada por el compositor flamenco sobre las fantasías de il divino Francesco enriquece con imitaciones, aumentaciones, disminuciones y paralelismos la delicada polifonía de las piezas originales. Por otra parte, los contrapunti de Galilei exponen de manera diferenciada los dos instrumentos: uno predominantemente armónico y otro en un rol mayormente virtuosístico, realizando diminuzioni sobre la voz de la soprano, en un estilo similar al que hacia fines del siglo XVI los ingleses desarrollarán como ground-treble.

 En otro ámbito y época, pero fuertemente influenciados por el estilo italiano, compositores como Robinson, Johnson y Dowland consagran al laúd en su dimensión solista y camerística, no sólo agregando una orden de cuerdas en el registro bajo, sino que desarrollándolo, a través de la música, a su máximo nivel técnico. Sin duda, la influencia de músicos inmigrantes como Ferrabosco di Bologna fueron cruciales en la integración de instrumentos como la viola da gamba y los laúdes en Inglaterra. No obstante, los ingleses logran florecer con un estilo propio y fuertemente influenciado por la tradición popular. Robinson y Dowland compusieron cientos de obras, presentes tanto en colecciones impresas como en manuscritos, formando un orgánico fundamental en el repertorio musical de inicios del siglo XVII.

 En el caso de Robinson y su Schoole of Musicke se persigue un fin metodológico y progresivo, donde tanto aprendices como maestros pueden aprender juntos el uno del otro a través de piezas individuales y dúos. Dowland, cuya música sonaba tanto en el ámbito cortesano como en los teatros, es el culmen de la sofisticación del instrumento renacentista en los albores de los cambios que sufrirá durante el siglo XVII. Compuso decenas de fancies, galliards y otras piezas de notable riqueza melódica y contrapuntística que forjaron inexorablemente el estilo de la música británica.

 Eduardo Figueroa

Share:
spacer

No hay comentarios: