La intensa actividad de la Orquesta Barroca Nuevo Mundo

A punto de cumplir cinco años , la agrupación rancagüina actúa mañana en Santiago y anuncia atractivas apuestas de repertorio en lo que queda del año.

por Romina de la Sotta Donoso



A los seis meses, ya tenían 800 asistentes promedio en sus conciertos. Dos fueron las claves del veloz despliegue de la Orquesta Barroca Nuevo Mundo: sus integrantes eran todos especialistas en interpretación histórica, con estudios en el extranjero y años de trayectoria, y estaban decididos a asumir desde el primer momento desafíos mayores del repertorio.

Rápidamente, ya reunían a dos mil personas en Rancagua para escuchar "El burgués gentilhombre", de Lully, y pronto estrenaron en Chile la versión original de la Pasión según San Juan, de Bach, con Manfredo Kraemer, figura de referencia mundial. También sus apuestas operáticas siempre han tenido críticas elogiosas. Algunos ejemplos fueron "Platée" (Rameau), "El barbero de Sevilla" (Rossini), "Indias Galantes" (Rameau) y "Orfeo" (Monteverdi).

A punto de cumplir cinco años, la Orquesta Barroca Nuevo Mundo sigue igual de activa. Este año cuentan con apoyo de un Fondo de la Música y una nutrida agenda de conciertos en teatros e iglesias de O'Higgins, además de Santiago.

Fundada en 2012, por Marcelo Vidal, quien entonces volvía a Chile con ocho discos grabados y 12 años de carrera como tiorbista y laudista, su concertino es el excepcional violinista barroco Raúl Orellana, cuya fama sobrepasa al continente, como atestiguan sus permanentes colaboraciones con L'Arpeggiata, de Cristina Pluhar, y el Ensemble Artaserse, de Philippe Jaroussky. Cuando Orellana está de gira, como sucedió este mes, ese rol de concertino conductor lo asume Gonzalo Beltrán, otro especialista y profesor en la UC.

"Las orquestas nacen como extensión de la música de cámara, así es que se mantuvo la misma usanza, que el primer violín o el clavecinista condujera desde el instrumento. El rol de director se inventó mucho después del Barroco", explica Beltrán.

Otros miembros destacados son Franco Bonino, fagot; Luciano Taullis, viola da gamba; Camilo Brandi, clavecín; Paulina Sauvalle, viola, y Juan Fundas, oboe.

"Estamos comprometidos con el desarrollo artístico de la orquesta y por eso buscamos ampliar el repertorio, explorar nuevas sonoridades e integrar nuevos instrumentos. Por ejemplo, ahora estamos consiguiéndonos sacabuches y el trombonista Francisco Alanis los está trabajando muy bien. Así podremos abordar nuestra propuesta más desafiante de este año, las 'Vísperas' de Monteverdi", aclara Carlos Arenas, contrabajista y coordinador de la orquesta.

Igualmente, exploran otros repertorios. Por un lado, hacen una temporada paralela de música renacentista, en la Casa Apaltas, en Rengo. Por el otro, se asoman al siglo XX. Acaban de presentar la "Cantata de los Derechos Humanos", de Alejandro Guarello, y arreglos de Violeta Parra que hizo Jaime Soto León, director de Barroco Andino. "Queremos vincularnos más con los compositores vivos, nos encantaría hacer música contemporánea con instrumentos barrocos", agrega Beltrán.

Novedades musicales

En mayo, la Orquesta Barroca Nuevo Mundo inauguró su ciclo de conciertos en Santiago, invitada por la Universidad San Sebastián. "El público ha sido muy entusiasta. Y los encargados de la universidad, Sebastián Errázuriz y Donatella Gelsomino, han sido un gran apoyo", comenta Arenas.

Mañana, a las 19 horas, presentarán el Stabat Mater de Giovanni Battista Pergolesi, en el Campus Bellavista de la USS (Bellavista 7, gratis). Las voces solistas serán la soprano Nora Miranda y la contralto Ana Navarro, y el concertino conductor, Gonzalo Beltrán. Él destaca la belleza del texto: "Describe la imagen de María a los pies de la cruz, sufriendo la pasión de su hijo. Está lleno de emociones fuertes y dolorosas, y Pergolesi pinta todos esos afectos en la música, con disonancias y con armonías bien extremas". Y enfatiza que este Stabat Mater "es una de las obras sacras barrocas más conocidas e importantes".

En www.orquestanuevomundo.net hay varios registros históricos de la agrupación, y también están sus actividades. Sus próximas apuestas son Telemann y Bach (fines de julio), "La fiesta de Vivaldi" (agosto), "Las Vísperas de la beata Virgen", de Monteverdi (fines de septiembre en la Región de O'Higgins y el 1 de octubre en la U. San Sebastián), "Música del agua", de Haendel (octubre) y repertorio barroco latinoamericano, con foco en Chile (noviembre).


Ver fuente PULSA AQUÍ
Share:
spacer

No hay comentarios: