Música Mundana presenta "Abendmusik in der Marienkirche" del compositor Dietrich Buxteude

Martes 19 Abril, 19:30 hrs.
Templo Mayor Campus Oriente UC
Av. Jaime Guzmán Errázuriz 3300, Providencia.
Entrada Liberada

Miércoles 20 Abril, 19:30 hrs.
Parroquia Veracruz
José Victorino Lastarria 124, Barrio Lastarria
Entrada Liberada

Siendo Dietrich Buxtehude un compositor relegado a un segundo plano dentro del repertorio barroco, su aporte como organista y formador de varios compositores de primer nivel -entre ellos Johann Sebastian Bach-, además de su indiscutida maestría como compositor, le han merecido un papel protagónico en el penúltimo concierto del XIII Encuentro de Música Sacra UC 2016.

La línea directriz de este concierto, como lo indica el título del mismo, la constituyen los llamados Abendmusik, ciclos de conciertos de música vocal religiosa que se llevaban a cabo en la Iglesia de Santa María desde la época de Tunder, el organista antecesor de Buxtehude en dicha parroquia. Este programa, por lo tanto, pretende de alguna manera traer de vuelta esa experiencia de hace tres siglos y medio, recomponiendo lo que pudo haber sido uno de los Abendmusik im Marienkirche organizados por Buxtehude. Las obras escogidas con ese propósito son In dulci jubilo, Cantate Domino, Wachet auf, ruft uns die Stimme, Alles Was ihr tut, Herzlich Lieb y Gott hil mir uns.

El programa, bajo la dirección de Eduardo Jahnke Rojas, será interpretado por Fanny Becerra, soprano; Vanesa Rojas, soprano; Víctor Muñoz, alto; Diego Arellano, tenor; Eduardo Jahnke, bajo; Diana Brown y Álvaro Carreño, violín; Albin Spuler, Pía Rocco y Daniela Maltraín, viola da gamba y Camilo Brandi, continuo.


Notas al programa

Cuando se trata de hacer una enumeración de los compositores del período Barroco, lo más probable que el nombre de Dietrich Buxtehude no aparezca entre los primeros de la lista. En popularidad al menos, lo antecederán, entre otros, Vivaldi, Händel, Telemann o Corelli, aunque todos ellos después del gran Johann Sebastian Bach. No obstante, para Alemania representa uno de los pilares fundamentales de la creación musical, pues permite conectar musicalmente una línea que comienza con Heinrich Schütz a comienzos de 1600 y que culmina a mediados de la centuria siguiente con la muerte del mencionado Bach.

Respecto de Buxtehude, no se conocen con precisión los detalles de su origen, pero se sabe que nació en algún lugar de lo que entonces era Dinamarca. Su residencia profesional la encontró como organista de la Iglesia de Santa María en Lübeck, puesto que consiguió en 1668 tanto por sus competencias musicales como por aceptar la condición de casarse con la hija menor de su antecesor, el organista Franz Tunder.

Durante su permanencia en el puesto supo combinar sus labores musicales con las de formación, destacando entre sus discípulos Nicolaus Bruhns y Johann Pachelbel. Su fama le dio la oportunidad de ser conocido a mayores distancias, hecho comprobado por las visitas que recibió en 1703 de Johann Mattheson y Georg Friedrich Händel quienes, quizás con pretensiones de sucederlo en el puesto, se sintieron raudamente desmotivados dada la condición que les impuso de casarse con una de sus hijas, al igual que su antecesor hizo con él. Quizás el pupilo más ilustre que tuvo fue el mismísimo Bach en 1706, quien se sabe que vino a pie desde Arnstadt con la intención de tomar clases con él. Tanta fue la impresión del joven Johann Sebastian con la figura de su nuevo maestro, que terminó extendiendo su inicial viaje de un par de semanas a más de tres meses.

A través de la música de Buxtehude puede evidenciarse como el estilo musical alemán fue cambiando a lo largo del siglo XVII. El discurso melódico paulatinamente evidenció modulaciones tonales más extremas, cosa que involucró un cambio profundo en la sonoridad de las piezas y forzó una adaptación en los sistemas de afinación que se usaban en ese tiempo. Aportando en esa área se encuentran las soluciones que propusiera Andreas Werckmeister ―cuya relación con Buxtehude está muy bien documentada― sobre el temperamento mesotónico, modificando la afinación del órgano de manera tal que permitió ampliar con creces el espectro de tonalidades disponibles para la ejecución. Este hecho es relevante pues permite establecer alguna relación temporal entre sus obras, a falta de una cronología bien establecida por el mismo compositor.

A pesar de su inmensa fama como organista, Buxtehude posee también un muy amplio catálogo de música vocal que abarca una variedad de formatos que van desde el canto acompañado hasta obras en estilo concertato que alternan con ensamble de instrumentos. De hecho, uno de los logros que mayormente se le reconocen es una mejora en la gestión de los llamados abendmusik, ciclos de conciertos de música vocal religiosa que se llevaban a cabo en la Iglesia de Santa María desde la época de Tunder, y cuyo propósito era el entretenimiento de la clase acomodada en un contexto no litúrgico. La habilidad comunicacional de nuestro compositor lo llevó, sin embargo, a identificar las necesidades específicas de su público, quienes gustosos le financiaron toda clase de cantatas y oratorios en el lugar.

El programa que hemos escogido pretende de alguna manera traer de vuelta esa experiencia de hace tres siglos y medio a este espacio para recomponer lo que pudo haber sido uno de los Abendmusik im Marienkirche organizados por Buxtehude.

Eduardo Jahnke Rojas







Share:
spacer

No hay comentarios: