Ensamble de flautas dulces TRIADA presenta programa desde música antigua hasta obras más actuales

Lunes 16 de Julio de 2018, 18.00 hrs
Monasterio de las Carmelitas Descalzas
ubicado Calle San Miguel 344
Agua Santa, Viña del Mar.
Aporte Voluntario


Triada presentará en concierto, un recorrido de composiciones para flauta dulce, partiendo desde el siglo XVI hasta nuestros días: obras de Vincenzo Ruffo, Johann Sebastian Bach, Mattheson , Paul Hindemith y Rene Silva.


•Vicenzo Ruffo (ca.1510-1587) S. XVI,
“Capricci in Musica a Tre Voci”1564

La Disperata
La Danza
La Piva
La Gamba

•Johann Mattheson (1681-1764) S. XVIII

Sonata Op.1 n°3, 1708
Adagio
Allegro
Chaconne

​•Johann Sebastian Bach (1685- 1750)

Sinfonías a 3 voces
Sinfonía VIII BWV 794
Sinfonía XIII BWV 799
Sinfonía X BWV 796

•René Silva Ponce (1984-) S. XXI

"Señales de San Miguel Arcángel" 2011

•Paul Hindemith (1895-1963) S. XX
Trío para flautas dulces “Plöner Musiktag” 1932

Allegro
Vivace

Notas al Programa

Más de 4 siglos de música se le han dedicado a la flauta dulce hasta el presente, llevando al intérprete a un ejercicio cotidiano de sumergirse en las notas con una lupa histórica o al contrario con una perspectiva de vanguardia. A continuación daremos una pincelada sobre cada una de las obras, intentando mirar de la forma en que lo haría el compositor o también advirtiendo la relación entre el compositor y su contexto:

Vincenzo Ruffo es un compositor italiano cuya característica más sobresaliente es su fuerte interés rítmico. De su prolífica producción se interpretarán la Colección “Capricci in Musica a Tre Voci” un conjunto de Danzas en 4 movimientos: La Disperata, La Danza, La Piva y La Gamba, cuya única copia de impresión pertenece a la Biblioteca del Vaticano, quienes facilitaron a Bernard Thomas el microfilm para su transcripción en 1972. Es una colección inusual por su mezcla de elementos populares y académicos. Varias de las piezas se basan en melodías populares de danzas pre-existentes, tales como “O felici occhi mei" un madrigal de Arcadelt´s.

Johann Mattheson fue principalmente destacado por ser un teórico y académico de la época, un crítico musical recopilador de las ideas de su tiempo. Además de crear música, escribe sobre estilos teatrales y sobre la relación entre la retórica y la música. La retórica es un procedimiento para conferir persuasión y estética a un discurso y la composición musical barroca se caracteriza por emplear sus recursos. Una de las tareas del instrumentista que aborda música antigua es percibir los elementos discursivos e interpretar el contenido afectivo y argumental de las obras, en este caso en la Sonata Op. 1 N°3.

Del compositor chileno René Silva “Señales de San Miguel Arcángel” está basada en una experiencia del autor en la festividad religiosa de la Tirana, se inspira en el misticismo y la religiosidad popular presente en el norte de Chile. Es una representación del milagro, de lo mágico a través del sonido, un fenómeno acústico. Emplea técnicas extendidas en la flauta, una variedad de "efectos" no tradicionales al instrumento, introduciendo al auditor en una atmósfera de recogimiento.

El trío para flautas dulces compuesto por Paul Hinmedith en 1932, es parte de una compilación llamada “Plöner Musiktag” en castellano “Un día entero dedicado a la Música”, la serie de piezas es diseñada para un día de música comunitaria abierta a todos los habitantes de la ciudad de Plön, las piezas se escriben de acuerdo con el curso del día en el internado de la ciudad. El trío de flautas dulces forma parte de obras para interpretar en el concierto nocturno y su autor especifica que pueden ser tocadas por tres flautistas o en coro de flautas para cada voz. “Plöner Musiktag” tiene un propósito educativo, algunas de sus piezas fueron «hechas a la medida», después de descubrir cuáles eran las habilidades musicales de los alumnos. Esta forma de componer es caracterizada según Hinmedith como “Gebrauchsmusik” o “Música para el uso” refiriéndose a composiciones destinadas a tener un propósito social o político y, a veces escritas para ser tocadas por estudiantes y aficionados. En sus últimos años, Hindemith rechazó el término «Gebrauchsmusik» porque la «capacidad de ser útil» debería ser «asumida tácitamente» en toda la música.

Ana Carolina Morales

Share:
spacer

No hay comentarios: