Venta de libro " La Solmisación - Una herramienta para la interpretación de la música renacentista y barroca" de Samir Suez



Antecedentes de la investigación

Bajo el nombre solmisación se comprende un aspecto del código de lenguaje musical tanto esencial para la comprensión de la escritura musical del Renacimiento y del Barroco cuanto desconocido en los ambientes académicos y artísticos de nuestro medio. En efecto solmisación es el método original de lectura/interpretación y escritura del cual deriva nuestro actual solfeo. Fue inventado por Guido de Arezzo a inicios del primer milenio y tuvo vigencia hasta el siglo XVIII, cuando se consolida el solfeo como medio de lectura musical tendiente a la enseñanza de la afinación absoluta. Durante esos siglos, las llamadas sílabas de la solmisación do, re, mi, fa, sol, la, aludían a relaciones musicales de la composición que en muchos casos se alejan considerablemente de aquello a que aluden los mismos nombres de las notas hoy en día. En efecto, aún cuando los actuales nombres de las notas coinciden con los de la solmisación, esta última comprende elementos de composición musical que son bien distintos de los nuestros, además de imprescindibles para poder entender y ejecutar las músicas de los repertorios que hoy consideramos bajo el rótulo música antigua. Así por ejemplo, si queremos entender mucho del repertorio de J.S. Bach, no podemos prescindir del conocimiento del código de la solmisación, pues gran parte de los aspectos poéticos y de código musical de su obra se encuentran regidos por su reglas. Igual cosa en relación a los compositores italianos del siglo XVI y XVII quienes en no pocas oportunidades utilizan estas reglas para escribir textos o significados encriptados en las melodías musicales, sin los cuales acceder al contenido poético-musical se vuelve imposible. Así por ejemplo sucede con la obra de Luca Marenzio, Luzzasco Luzzaschi, Claudio Monteverdi, Orlando di Lasso entre tantos otros. Por otro lado, el método de la solmisación se difunde tan ampliamente en el Renacimiento que los compositores de la escuela Franco Flamenca, Obrecht, Willaert, Wert y principalmente Josquin de Près, se avalan normalmente de ella para organizar la polifonía imitativa, insertando en ella textos de una significación crítica y social notable. Un ejemplo es la misa Josquin de Près, “La sol fa re mi" (Las-cia fa-re a me), dedicada al Cardenal D’Ascanio. El mismo Leonardo Da Vinci, cuya fama de improvisador musical era notable en la época, esconde en las sílabas de la solmisación textos de una belleza notable. Por ejemplo, “L’amore lasso mi fa remirare". (L’amo-re-la-sol-mi-fa-re-mi-la-re). Sin su conocimiento, nos perdemos una parte esencial de la escritura musical y verdaderamente no llegamos a interpretar esos repertorios de forma cabal, cambiando en no pocos casos elementos importantes del análisis musical.


 Samir Suez


"La Solmisación - Una herramienta para la interpretación de la música renacentista y barroca".

Valor $18.000.- (más gastos de envío para regiones)

Interesados pueden escribir a enriquevasconcelos@hotmail.com para coordinar pago y entrega.


Share:
spacer

No hay comentarios: