El organista Luis González Catalán ofrece concierto en el recuperado órgano Carlini/Moir de la Iglesia San Francisco

Miércoles 18 de Mayo, 20:30 horas. 
Iglesia Colonial de San Francisco
Metro Universidad de Chile.
Entrada liberada.










PROGRAMA.

ANÓNIMO: Primus Punctus - Quartus Punctus (de Estampie Retrové del Robertsbridge Codex, Inglaterra, c 1325/50)

ATTAIGNANT: Seis versillos  sobre el Kyrie Conctipotens (Francia, 1531)

ANTONIO DE CABEZÓN (1510-1566): Diferencias sobre el Canto del Cavallero

ADRIANO BANCHIERI: Dialogo per organo (L’Organo Suonarino, Venecia, Italia 1605)

JAN PIETERSSON SWEELINCK (1562-1621) Fantasía Cromática.

JOHANN SEBASTIAN BACH (1685-1750): “Christ lag in Todesbanden”

JOHN STANLEY (1713-1786): Organ Voluntary Op 7, No. 7 (Londres, Inglaterra 1754)

CARL ZCERNY (Viena, 1791-1857) Preludio y Fuga en La menor Opus 603, no. 3

WOLFGANG AMADEUS MOZART (1756-1791) Andante KV. 616

JOSEPH HAYDN (1732-1809) Piezas para Reloj de Flautas 23 y 24 (1793)

MAX BRAUN (1830?- +?) Voluntary en Sol menor (USA, siglo XIX)

REMO GIAZOTTO (1910  -  ) Adagio en Sol menor sobre apuntes de Albinoni (1959)

ANÓNIMO S. XVIII: Toccata con Fuga Pedaliter ex D (atribuida a J.S. Bach)

 
Notas al programa

El concierto de esta tarde se propone mostrar los avances que se han hecho en la recuperación del órgano Carlini/Moir de la Iglesia San Francisco. Re-inaugurado el 21 de Marzo de 1985, el instrumento debió sufrir otro terremoto de grandes proporciones. Gracias a las gestiones del ingeniero Marnix Doorn, también organista y gran amigo mío, se pudo conseguir fondos para realizar la recuperación del teclado principal y de la pedalera. Al terminar esta primera etapa de los trabajos, en que agradezco la labor de mi hermano Patricio, de mi sobrino Luis Patricio, y de mi alumno Luis Araya, presento a ustedes un programa que consiste en un paseo musical a través de los siglos con composiciones que, aunque más bien modestas en sus dimensiones, son altamente interesantes por ser todas y cada una de ellas de gran belleza y calidad musical. El oyente podrá hoy  escuchar la más antigua obra para órgano, los versillos que tocaba el organista al alternar con la Schola, el arte de la Variación en manos de dos grandes maestros, Cabezón, y su “heredero” Sweelinck. Presento además una interesante composición de Banchieri basada en el efecto de “ecos”. Bach ilustra admirablemente un coral, en forma de Preludio, obviamente destinado “A la mayor Gloria de Dios y a la enseñanza del Prójimo”. La música italianizante del siglo XVIII se hace presente en John  Stanley, y la “docta” en Carl Czerny, a quien solamente conocíamos por “tediosos” ejercicios pianísticos. Muy poco conocidos en nuestro medio son los trozos de música destinados a los tubos del órgano, “sin organista”: Las Piezas para Reloj Mecánico. Y, a causa de la gran deuda que tengo con Estados Unidos, que me dotó de becas para estudiar y que me dio la oportunidad de trabajar allí, presento a un poco conocido compositor, inmigrante evidentemente, que transforma el género Voluntary en un medio romántico fácilmente integrable al culto sagrado. Por fin, llegamos al siglo XX con Remo Giazotto, el compositor de una de las obras más oídas a fines del siglo XX, y con la que es, ciertamente, la más famosa obra destinada al órgano, atribuida al “gran” maestro del órgano de todos los tiempos, Johann Sebastian Bach.
            La Estampie era una danza medieval francesa que se ejecutaba con o sin texto, cuya forma derivaba de la Secuencia. Cada una de las diferentes secciones recibe el nombre de Punctus, cada una con dos terminaciones.

            Hasta el siglo XX permaneció la práctica Alternatim, consistente en alternar el canto gregoriano con pequeñas piezas de órgano, tanto en el Ordinario de la Misa como en los Cánticos e Himnos de la liturgia. Las publicaciones de Pierre Attaiganant (c 1494-1552) contienen canciones, danzas, motetes y movimientos para la Misa y el Magnificat. Los versillos que escuchan esta tarde presentan el tema en el bajo- soprano- soprano – tenor.
            Las Diferencias son variaciones sobre un tema religioso o profano. Maestro insuperado de la variación en su época, Cabezón presenta el tema armonizado a cuatro voces seguido de variaciones a tres y cuatro voces. Esta pieza será tocada en el registro de lengüeta llamado Cromorne, el antiguo Clarinete del órgano Carlini.

            El Diálogo de Banchieri ofrece indicaciones de registración: Principale e Ottava – Levassi Ottava – Pieno e Grave. En consecuencia escucharán ustedes el Principal de 8 pies con y sin la Octava de cuatro pies. La pequeña obra concluye con el Pieno, esto es, el registro de Mixtura.
            El organista Holandés Jan Pietersson Sweelinck mereció el sobrenombre de “Hacedor de organistas” por sus grandes condiciones pedagógicas. La Fantasía que escuchan se basa en diversas manipulaciones de “la cuarta cromática descendente”, esto es, las notas Re, Do#, Do, Si, Si bemol y La: Un intervalo de cuarta, hacia abajo,  que se llena con semitonos.

            Del Pequeño Libro de Órgano proviene el coral de resurrección “Cristo yacía en los lazos de la muerte”, que tiene sus raíces en la secuencia Victimae Paschali Laudes. En la gozosa exaltación de esta obra, Bach celebra la victoria de Jesús sobre la muerte.
            El organista ciego Charles John Stanley publicó tres cuadernos de diez Voluntaries para órgano cada uno. El que presento hoy, en Mi menor, consta de dos secciones, una lenta Adagio – Diapasons, y la otra rápida, Cornet.

            Pianista, compositor y profesor, Carl Czerny dedicó al órgano cuatro números de sus Opus: 603, 607, 627, y 698. En sus fugas muestra el autor el gran dominio que poseía de la ciencia del Contrapunto.
            Dos compositores austríacos, Haydn y Mozart, dejaron joyas musicales pequeñas destinadas a relojes musicales con tubos de órgano; al dar la hora, se ponía en acción un mecanismo que proveía de aire y que activaba las correspondientes notas musicales de un cilindro. También Haendel y Beethoven contribuyeron a ese tipo de literatura musical.

Poco se sabe del compositor y organista estadounidense Max Braun (Brown), probablemente de origen alemán, excepto que fue activo como organista de las iglesias Católico/Romanas de San Carlos Borromeo de Brooklyn hasta 1860, en que se trasladó a St. Paul’s. Se desempeñó además como profesor de piano y de clarinete.  
Mundialmente conocida como el Adagio de Albinoni, la composición llamada Adagio in Sol minore de Remo Giazotto indica que se basa en dos apuntes temáticos y un bajo cifrado del famoso compositor veneciano Tomasso Giovanni Albinoni (1671-1751). La obra fue originalmente orquestada para instrumentos de arco y órgano, y existen transcripciones para distintos medios musicales, siendo la que yo toco esta noche emanada del mismo Remo Giazotto.
También la Tocata y Fuga en Re menor, obra que debe su fama al hecho de que fue fue integrada en la segunda versión del “Fantasma de la Ópera” y en la primera versión de “Fantasía”. La obra habría tenido su origen en una composición para instrumento de cuerda: Una improvisación en violín. El manuscrito, de mediados del siglo XVIII, es del alumno de un alumno de Bach.


Share:
spacer

No hay comentarios: