Este lunes en Viña del Mar parte el Primer Encuentro de Música Antigua




Flor Arbulú
(Mercurio de Valparaíso)

El nombre de Hugo Pirovich está indeleblemente asociado al grupo Congreso. Pero quienes han seguido la carrera de este porteño, de 71 años, saben que en forma paralela se ha perfeccionado en la interpretación de la música barroca. Es así como mientras trabajaba en la Universidad de Valparaíso creó el grupo Gustos Reunidos, que hoy por hoy pertenece a la Universidad Viña del Mar (UVM) bajo el nombre de Mundos Reunidos.

Fue en parte esta pasión lo que lo llevó a crear el Primer Encuentro Internacional de Música Antigua Mundos Reunidos 2015, proyecto ganador del Fondo de la Música del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes que se concretará a contar de este lunes en el Club Viña del Mar (ver programa) con conciertos gratuitos.

"Toco en Congreso, conozco un montón de gente, recorro todo el país, pero claro, es música popular", precisa el músico, asegurando que este evento representa "un periodo histórico que es súper relevante en casi toda la música. En ese sentido, me interesaba hacerlo y gracias a Dios me resultó y además se vinculó el Club de Viña, con el que tenemos una especie de sociedad, y la Corporación Cultural de Viña del Mar. Por lo tanto, llegamos a buen puerto".

Un gusto diferente

Para Pirovich esta iniciativa es una forma de darle a la comunidad "otras alternativas de música", y considera que "un festival de música antigua siempre es atractivo, porque la música intrínsecamente es atractiva y no son piezas tan largas como los conciertos de Beethoven o Tchaikovsky".

En este sentido, desde su perspectiva, dentro de un concierto de poco más de una hora se pueden ejecutar unas 15 piezas, lo que es "mucho más" de lo que sucede en una actividad de características similares. "Es una alternativa de música que no se da mucho y uno tiene que cultivar, porque la televisión no lo da, la radio un poco; entonces, no podemos seguir haciendo todos lo mismo", detalla.

Pero no es la única razón para crear este proyecto, pues desde la perspectiva de su trabajo en la UVM -donde ejerce como director extensión cultural- tiene que pensar en "contribuir siempre con el quehacer" artístico. En el proyecto trabajó con la compositora chilena Valeria Valle, autora de la obra obligatoria del Concurso Dr. Luis Sigall 2015.

Si bien se está ad portas de inaugurar este primer Encuentro, Pirovich ya sueña con que se extienda en el tiempo: "Esperamos que se convierta en tradición para que todos los años, igual que el famoso Festival de la Canción, se haga el Festival de Música Antigua y lo podamos sacar a todas las iglesias de Viña y, a lo mejor, a los cerros y hacer un montón de actividades para que la gente tenga acceso".

Especialidades

Para atraer al público, Hugo Pirovich y su equipo invitó a los conjuntos más connotados de música antigua de Chile. El que dará inicio al evento será el grupo Syntagma Musicum, elenco creado en 1978 y que pasó a ser parte de las filas de la Universidad de Santiago en 1980. El que sea este grupo el que inicie la actividad no es casualidad, ya que esta casa de estudios es la única institución -hasta ahora- en haber un desarrollado un Festival similar al impulsado por el músico de Congreso.

Syntagma Musicum realiza una labor de investigación y difusión del repertorio preclásico europeo y americano, con especial dedicación al estudio y la investigación de la Música Antigua en el repertorio Barroco Americano.

Al día siguiente será el turno de Les Carillons, que pertenecen al departamento de Música de la Facultad de Artes de la Universidad de Chile y cuenta con 11 años de trayectoria, poniendo énfasis en la música colonial chilena y americana.

La Pulsata, en tanto, está dedicado al cultivo de la música para instrumentos de cuerda pulsada compuesta en los siglos XVII y XVIII, preferentemente en Hispanoamérica y España. Está integrado por tres de los intérpretes chilenos más destacados en el terreno de la cuerda pulsada histórica. El grupo Bellas Artes, que es uno de los de más reciente formación, se dedica más al barro más maduro.

El penúltimo grupo en presentarse será Terra Australis, que surgió bajo el alero de la institución francesa Le Couvent, Centro internacional Los Caminos del Barroco, que apoya la creación y el desarrollo cultural de la música barroca en Europa y América latina. Desde 2008 se dedica en solitaria a la creación de conciertos, proyectos y charlas en torno a la investigación e interpretación de este género en Latinoamérica.
El encargado de cerrar el Encuentro serán el dueño de casa: Mundos Reunidos.

Hugo Pirovich destaca también la presencia del argentino Gustavo Gabriel Gargiulo, quien es un famoso instrumentista de cornetto y que dictará el seminario "Ornamentación e interpretación de la música barroca", ideal para los músicos jóvenes interesado en el tema.


Share:
spacer

No hay comentarios: