“Lecciones de Tinieblas” de Francois Couperin interpretada por solistas y Coro Madrigalista de la USACH




Las sopranos Carolina Grammelstorff y Jessica Rivas, del Coro Madrigalista de la USACH, junto a los músicos Jaime Carter (órgano positivo), Luciano Taulis (viola da gamba) y Rodrigo Díaz (tiorba y dirección), de Les Carillons, ofrecen un concierto de Semana Santa centrado en las memorables Lecciones de tinieblas, del compositor barroco francés François Couperin.

La liturgia a la que se asocia la obra data del siglo IX y se basa en ir apagando los cirios del templo de forma progresiva, para simbolizar los sufrimientos y la muerte de Cristo. No obstante, las Lecciones de las Tinieblas tienen su origen en el Antiguo Testamento, y más en concreto, en el libro de las Lamentaciones de Jeremías, o el libro de Jeremías  a secas. Es un testimonio que expresa el sufrimiento por la destrucción de Jerusalén por los invasores babilonios en algún momento del siglo VI antes de Jesucristo.

La pasión que expresa Jeremías en su texto es trasladada al escenario del calvario de Cristo,  a través de las Lecciones de las Tinieblas,  y pasa con los siglos a formar parte de la liturgia y el culto celebrado en la Semana Santa.

Los compositores franceses de finales del siglo XVII —de Lalande, Charpentier y, de manera especialmente memorable, Couperin—, llevaron a su más alta forma de expresión este género de música sacra.

François Couperin compuso las Lecciones por encargo para las monjas del convento de Longchamp en 1714. Se trata de una pieza en tres partes destinada a ser interpretada en los oficios de miércoles Santo; las dos primeras escritas para una voz sola, y la tercera para dos voces altas.

Couperin las compuso cuando ya era un hombre célebre, pues desde 1693 ocupaba el puesto de organista de Versalles. Había igualmente compuesto en ese momento de su vida su obra más brillante. Las Lecciones de las Tinieblas constituyen una cumbre tardía en su obra por su plasticidad y su capacidad expresiva, y por su habilidad para transmitir distintos estados de ánimo a través de las notas, desde la lamentación a la esperanza.



El concierto se repetirá el Jueves 2 Abril a las 19:30 Casa de la Cultura de Ñuñoa.
Salón Verde, Avenida Irarrázaval Nº 4055.
Entrada Liberada

Share:
spacer

No hay comentarios: